Home / Noticias / Trabajando con la mente
Trabajando con la mente

Trabajando con la mente

Hace ya casi 3 años que el fútbol juvenil de San Lorenzo cuenta con la presencia de Alejandra Florean, ella es la psicóloga de los chicos, quién trabaja desde la mirada de la psicología del deporte.

Alejandra está presente dos veces por semana en los entrenamientos y los sábados durante partidos, desde 9na División, hasta 4ta y Reserva.

“Lo que yo hago durante los entrenamientos es la observación de cada una de las categorías, converso con entrenadores, para ver sus necesidades y las del cuerpo técnico, para así programar actividades y charlas con los chicos. Durante los partidos la observación es más específica, todo dependiendo de la conducta deportiva y la relación con las emociones, si los chicos tienen una conducta esperable y si es similar a como se comportan en los entrenamientos ya que en competencia entran a jugar los nervios, las expectativas, la ansiedad y lo que ellos esperan sobre su rendimiento. A veces los vemos muy relajados cuando entrenan y después muy intensos o nerviosos durante el juego y eso hace que les cueste entrar en el partido. Luego, en función a lo que vemos el fin de semana se trabaja en la semana”.

El trabajo que se realiza es más asesoramiento para entrenadores, intervenciones individuales e intervenciones en equipo. Es muy amplia la diferencia entre la psicología clínica y la psicología deportiva, hay una gran diferencia en la forma de abordaje. A nadie le asombra, en general, no se habla de problemas individuales, en el club tratamos de beneficiar y aumentar el rendimiento deportivo, mejorar la confianza del jugador, a manejar sus emociones y a poder relajarse.

“Nos juntamos con el cuerpo técnico y vemos las actividades dependiendo de las necesidades de cada categoría, por ejemplo si hay problemas de comunicación o problemas de confianza, trabajamos con la motivación. No es lo mismo lo que necesita un chico de 14 que uno de 20, con los más grandes mejoramos lazos y afianzamos vínculos, la mayoría se conocen hace muchos años, por eso con ellos hacemos juegos grupales, vemos videos o presentaciones para afilar esas cuestiones y sacamos conclusiones entre todos. Cuando son más chicos hay que arrancar desde el qué es comunicarse, no sólo es hablar, ellos se hablan pero muchas veces no se comunican puntualmente lo que están pensando”.

Es muy importante que el club cuente con profesionales con experiencia y tan dedicados, es un gran paso. Además de la ventaja que les da a los chicos aprender a trabajar en equipo y como grupo. Se trata de enseñarles, aparte de lo físico, técnico y táctico, a entender sus emociones y a que cada año tengan una herramienta para mejorar lo emocional y lleguen preparados de la mejor manera para lo que el día de mañana les va a demandar el estar en la Primera División y una mayor exigencia.

Scroll To Top